Cómo estimular la Floración de la Orquídea Phalaenopsis

Estimular la floración de Orquídeas


¿Quieres estimular la floración de tu Orquídea Phalaenopsis? ¿Se han secado sus varas florales y te gustaría fomentar el crecimiento de nuevos tallos?

En ese caso puedo ayudarte porque igual que te ha sucedido a ti, a mis Orquídeas también se les han caído las flores y estoy trabajando por reactivarlas de cara a esta primavera-verano. 

A continuación, comparto contigo las técnicas que estoy aplicando para conseguir revivir mis Orquídeas y que por el momento me están dando buenos resultados.



Utiliza cubre macetas transparentes


Lo habitual es que cuando compramos una Orquídea nos venga con un cubre macetas tupido de cerámica o materiales similares. 

Para fomentar la floración de la Orquídea Phalaenopsis es importante que nos deshagamos de estas macetas tupidas y utilicemos materiales transparentes.

¿Por qué? Porque las raíces de las orquídeas también necesitan recibir la luz del sol para alimentarse correctamente y hacer la fotosíntesis. Proporcionándoles una maceta transparente contribuiremos a que la planta esté más sana y fuerte.

 

Mejor si son de cristal o vidrio


Este es un consejo opcional pero recomendable. Es muy fácil encontrar macetas de plástico transparente para Orquídeas.

Sin embargo, desaconsejo este material porque cuando le da el sol se calienta y transmite este calor a las raíces de la Phalaenopsis poniendo en riesgo su bienestar.

 

Examina tu orquídea antes de regarla


Más que establecer un día determinado para el riego – por ejemplo, todos los domingos- es mejor que observes las raíces de la planta y decidas si necesita ser regada o no.

¿Cómo puedes saber cuando necesita agua? Si las raíces están grises o blancas, es que la planta tiene sed. Cuando permanecen de color verde significa que la planta está perfectamente hidratada.

Es preferible regalarla atendiendo a las raíces y no de forma rutinaria porque puede ser que las condiciones ambientales cambien de una semana a otra y por tanto las necesidades de la Orquídea también.

 

Consejos para el riego de la Phalaenopsis


Cuando la riegues hazlo siempre por las mañanas con agua templada ya que si utilizas agua muy fría puedes provocar un shock en la planta que podría paralizar su crecimiento.

Para las Orquídeas el mejor método de riego es la inmersión ya que de esta forma las raíces puedan absorber todo el agua que necesitan. 

Cuando la riegues, también puedes aprovechar para pulverizar sus hojas. Necesita ambientes bastante húmedos y esto le ayudará a mantenerse hidratada.

Por supuesto, es fundamental que la Orquídea cuente con un sistema de drenaje adecuado y que en ningún caso sus raíces permanezcan encharcadas.

 

Proporcionarle un ambiente húmedo


Las Phalaenopsis necesitan humedad por lo que si vives en lugares de clima seco, tendremos que proporcionarle de alguna forma la humedad que requieren.

Una forma de generar un ambiente húmedo a su alrededor es colocando piedras y agua en el cubre macetas. Colocaremos la planta sobre las piedras asegurándonos de que no entre en contacto con el agua.

Así mataremos dos pájaros de un tiro: por un lado, proporcionamos un drenaje perfecto ya que el agua sobrante de la maceta escurrirá por las piedras; y por otro, el agua del cubre macetas aportará humedad e hidratación a la planta.

 

Abonar la Orquídea con un spray de floración


Tenemos que contribuir a la floración de nuestra Orquídea Phalaenopsis y para ello tenemos que aportarle los nutrientes que necesita para seguir desarrollándose.

Mi recomendación es que te decantes por los abonos de tipos spray que se aplican sobre las hojas, raíces y varas florales (nunca sobre las flores).

Sé que hay otro tipo de abonos como los que se echan junto al agua de riego u otros con forma de barrita que se colocan en el sustrato.

Por mi experiencia, te aconsejo utilizar los sprays porque son más efectivos y nos aseguramos de que la planta los absorbe correctamente.

Este tipo de abonos estimularán el crecimiento de hojas y varas florales. Recuerda que los fertilizantes deben echarse en el periodo de crecimiento de la Orquídea es decir, en primavera y verano cada quince días.

¡Sé que tienes muchas ganas de que tu Orquídea de flores! Pero ten paciencia y no apliques el abono más de lo que se indica en las instrucciones ya que puedes abrasar la planta.

 

Cortar las varas florales


Cuando tu Orquídea de flores y estas se marchiten, cuenta desde el principio de la vara tres nudos hacia arriba y córtala entre el tercero y el cuarto.

Asegúrate de que sea un corte limpio, diagonal y en medio de los dos nudos. Haciendo esto, evitaremos que la vara floral se seque y lo que es más importante, estimularemos el crecimiento de una nueva vara floral.

 

Cambios de temperatura


¿Sabías que los contrastes de temperatura entre el día y la noche estimulan la floración de las Orquídeas?

Durante la primavera, saca por las noches tu planta a la terraza o alféizar de la ventana. Generar contrastes de temperatura contribuirá al crecimiento de flores de tu Phalaenopsis.

 

 

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda para estimular la floración de tu Orquídea. ¡Por favor! Si tienes alguna otra recomendación o experiencia valiosa sobre este tema, no dudes en compartirla conmigo 🙂

 

No Comments

Post A Comment