Cuidados de la Aeschynanthus, planta pintalabios o planta lipstick

Hoy hablaremos sobre los cuidados de la Aeschynanthus o planta Pintalabios. Me hice con una hace más de medio año y ha sido una de mis adquisiciones estrella.

La planta Lipstick es vistosa, de porte colgante con una floración larga, duradera y espectacular. Además, cuidarla es sencillísimo y no es nada exigente en cuanto a riegos y humedad.

Recomiendo sin lugar a dudas la Aeschynanthus como planta ideal para principiantes o para hacer un regalo a alguien especial y dejarle con la boca abierta.

¿Preparado para descubrir los cuidados de la planta Lipstick? ¡No te vas a creer lo fácil que es cuidarla!

Información Aeschynanthus, planta Pintalabios o Lipstick


Antes de entrar en los cuidados de la Aeschynanthus, me gustaría explicar su sobre nombre: «Planta Pintalabios o Lipstick» ¿Sabéis por qué la llaman así? El motivo es por sus flores, son de un color rojo intenso y la flor tiene una base granate de la que sale una especie de «barra» roja que recuerda a la forma de un pintalabios.

En este caso el sobrenombre ayuda y mucho ya que su nombre original Aeschynanthus, no es muy fácil de pronunciar. De todas formas, debes saber también que a esta planta se la conoce como «Esquinanto» que es la versión pronunciable de su nombre original.

Esta planta procede de zonas tropicales y subtropicales del sudeste asiático y pertenece a la familia de las Gesneriaceae que se caracterizan por contener plantas ornamentales (es decir, increíblemente preciosas). Para que os hagáis una idea, la Aeschynanthus comparte familia con la Violeta Africana.

Tipos de plantas Aeschynanthus


Existen dos tipos de planta pintalabios muy populares y estoy convencida de que tu tienes uno de estos dos:

Planta Aeschynanthus Radicans (mona lisa): de porte colgante, con hoja carnosa de forma elíptica y lista.

Planta Aeschynanthus Radicans (curly): misma planta que la anterior con la diferencia de que sus hojas son rizadas o curvas.

https://www.youtube.com/watch?v=IerUPl9Gl1U

Ambas son plantas lipstick o pintalabios y aunque la forma de sus hojas varíe ligeramente los cuidados que necesitan son los mismos. Por lo tanto, independientemente de la que tengas (¡yo tengo la curly!) este post te servirá porque hablaré de los cuidados de la Aeschynanthus Radicans generales.

Ficha rápida de cuidados de la Aeschynanthus Radicans


Estos son los cuidados básicos que necesita la Aeschynanthus o planta lipstick:

  • Luz: alta iluminación sin sol directo
  • Temperatura: cálida, entre 15 y 25 grados
  • Riego: moderado, regar cuando la tierra esté seca
  • Humedad: media, rociar con agua las hojas un par de veces a la semana
  • Floración: primavera-verano (Aunque la mía está floreciendo en invierno)
  • Tierra: mezclar sustrato universal con perlita para asegurar buen drenaje y aireación de las raíces

Cuidados de la Aeschynanthus o planta lipstick


Ahora sí… ¡hablemos en detalle de los cuidados de la Aeschynanthus! Tengo la mía desde hace medio año y lo cierto es que está maravillosa y regalándome su tercera floración.

¿Quieres saber cómo he conseguido que esté así? Pues ha sido muy sencillo porque al contrario de lo que pueda parecer por su «imponente» porte, es muy fácil de cuidar y hay un elemento que influirá notablemente en su desarrollo: la luz.

Para el cuidado de esta planta es clave encontrar un rincón luminoso donde se sienta a gusto. Si en tu casa no dispones de mucha luz, lo cierto es que te desaconsejo hacerte con una planta Lipstick porque no lucirá y se mostrará alicaída.

Si por el contrario en tu casa gozas de abundante luz… te puedo asegurar que con muy poco serás capaz de sacar el lado más maravilloso de la Aeschynanthus… ¡No me enrollo más! ¡Vayamos a sus cuidados!

Iluminación

Uno de los cuidados clave de la Aeschynanthus es la luz: necesita abundante iluminación indirecta para mantener sus hojas sanas y brillantes.

Lo mejor que puedes hacer por ella es buscarle un hueco cerca de la ventana donde no le alcance el sol directo. Generalmente, los rayos de sol directo dañan las hojas de las plantas porque tiene tanta fuerza que puede llegar a quemarlas. De forma que salvo raras excepciones, lo mejor es proteger a nuestras plantas del sol directo.

Ten en cuenta también que la planta pintalabios es de porte colgante o rastrero y sus tallos caen dando lugar a «mechones» de hojas bien largos y preciosos. Cuando tiene poca luz lo que sucede es que esos tallos nacen despoblados y sin hojas. Si observas que tu Aeschynanthus tiene las puntas con poquitas hojas, puede deberse a falta de luz.

Temperatura y ubicación

Como buena planta tropical, necesita climas cálidos y su crecimiento se paraliza en temperaturas frías que bajen de los 14 grados. La planta Lipstick es de interior y deberemos tenerla dentro de casa si en nuestra ciudad tenemos inviernos muy fríos.

Además, hay que tener en cuenta que al ser de climas cálidos lleva igual de mal el frío que el calor excesivo. Es decir, los veranos sofocantes donde las temperaturas pasan de 30 grados, también son duros para ella.

Cuando estemos sometidos a temperaturas altas, tendremos que estar muy pendientes de regarla en abundancia y también de mojar sus hojas para que pase el verano hidratada y fresca.

Riego

Se trata de un punto importante dentro de los cuidados de la Aeschynanthus. Es una planta que requiere riego moderado y un exceso del mismo puede provocar podredumbre en las raíces y por tanto que perdamos la planta.

Pero ojito con el riego moderado. A sabiendas de esto, cuando compré la mía empecé a regarla aproximadamente una vez a la semana. Echaba agua hasta que salía por los agujeros de drenaje y no volvía a regar hasta la siguiente semana.

Lo que sucedió cuando pasaron un par de meses es que empecé a percibir que sus hojas se estaban arrugando. No todas, sólo las que se encontraban en la punta de los tallos.

Tras cambiar hábitos de riego, comprobé que esto se había producido por un riego demasiado moderado. Lo que hago ahora es regarla una vez a la semana pero con más agua. Simplemente te lo cuento para que no te pase a ti lo mismo o que si percibes arrugas en las hojas, sepas por qué han salido.

Ahora la riego una vez a la semana con regadera hasta que sale agua por debajo de la maceta y hasta que se llena el platito por completo. Lo dejo reposar una hora y el agua sobrante que no ha absorbido, la tiro.

Antes lo que hacía era quitar el agua del platito de forma inmediata y lo cierto es que desde que vi las hojas arrugadas y decidí regarla más, dejo el plato reposar y para mi sorpresa la planta siempre termina por «beberlo» entero.

Otra cosa importante sobre el riego de la Aeschynanthus, es que es fundamental colocarla en una maceta de terracota o barro que tenga agujeros de drenaje. Estos materiales junto con el drenaje (agujeros) ayudarán a eliminar el exceso de agua y a evitar que se pudran las raíces.

Humedad

No es una planta excesivamente exigente con la humedad pero hay que reconocer que le beneficia mucho y sus hojas se ven más brillantes y carnosas cuando cuenta con una humedad en el ambiente de entorno al 40%. Eso si, la humedad se volverá indispensable cuando estemos en ambientes muy secos como en invierno con la calefacción o en verano con temperaturas desorbitadas.

A la mía, le doy humedad con un humidificador (un producto maravilloso que convierte el agua en vapor y así refresca y humedece el ambiente). Si no tienes uno, puedes darle humedad mojándole las hojas con un «flus flus» todos los días o colocando la planta sobre un plato con piedras y agua.

Floración

La Aeschynanthus es una planta genial porque tiene unos tallos colgantes divertidísimos y llamativos pero es que además su floración es un auténtico espectáculo. Lo mejor de todo es que tiene una floración larga y abundante.

La mía tuvo flores durante tres meses, en diciembre de este año se secaron y ahora en enero está volviendo a florecer. Me parece impresionante su forma imparable de echar flores.

¿Qué tienes que hacer para estimular la floración de la planta pintalabios? pues colocarla en un sitio con mucha luz. Para mi esta es la clave principal. Además, también ayudará que le abones. A nadie le viene mal un «chute» extra de nutrientes y más para generar flores. Ya sabéis que la floración consume mucha energía a las plantas.

Problemas habituales en la Aeschynanthus Radicans

Cuando he hablado sobre los cuidados de la Aeschynanthus en Instagram y os la he enseñado, muchos me habéis escrito contándome principalmente dos problemas:

Se le caen las hojas a mi Aeschynanthus

Depende de cómo se caigan las hojas y los cuidados que la estemos dando, se deberá a un motivo u otro. De forma general, si las hojas se caen estando verdes y aparentemente sanas, puede deberse a falta de luz. Prueba a cambiar de sitio tu planta a ver si así controlas la caída de hojas.

Si las hojas amarillean antes de caerse, es posible que se deba a un exceso de riego aunque también podría ser provocado por una falta de agua. Mi consejo aquí es que revises la tierra y la toques para ver cómo está. No te queden en la superficie, hunde el dedo y comprueba si está húmeda o seca.

Con el riego, a veces sucede que el agua se queda en la parte superior de la maceta, no llega a las raíces que se encuentran en la parte inferior y por tanto creemos que estamos regando bien nuestra planta cuando la realidad es distinta.

Por este motivo, muchas veces insisto en regar hasta que salga agua por el agujero de drenaje. Así estamos confirmando que las raíces inferiores se han empapado y que la planta está siendo regada por completo.

Mi Aeschynanthus tiene las hojas arrugadas

Como te explicaba antes, esto es algo que a mi también me ha sucedido y se produce por falta de riego o deshidratación. Para solucionarlo, cuando riegues, echa un poquito más de cantidad de agua.

Además, para evitar las hojas arrugadas también ayuda aportarle humedad monjando la planta con un «flus flush». Verás que haciéndolo a menudo notas cómo las hojas recuperan su carnosidad.

Espero que esta ficha sobre los cuidados del Aeschynanthus o planta Lipstick te sirvan para cuidar de la tuya y en caso de que no la tengas, que te animen a hacerte con una… ¡No te arrepentirás!

No Comments

Post A Comment