Cuidados Monstera Mínima o Rhaphidophora Tetrasperma

En el post de hoy vamos a hablar sobre los cuidados de la Monstera Mínima también conocida como Rhaphidophora Tetrasperma (si, un nombre sencillito). La mía lleva conmigo desde la primavera de 2020 y no puedo estar más contenta con ella.

Como se suele decir, le he pillado más que el punto y creo que ya es momento de que os cuente cómo le cuido por si os sirve de ayuda con las vuestras.

Antes de entrar en harina, por si eres más de vídeo que de texto por si te gustan ambas opciones, te comparto este vídeo donde te cuento en detalle cómo cuido a mi Rhaphidophora

Información Monstera Mínima o Rhaphidophora


Es innegable el parecido que tiene la Rhaphidophora Tetrasperma con la Monstera deliciosa, no lo niego y a pesar de que le llamemos Monstera Mínima sí me gustaría dejar claro que son dos especies completamente diferentes.

Posiblemente te parezca un detalle sin importancia pero es bueno que sepas que se le conoce como «Monstera Mínima» por su parecido a la Monstera Deliciosa y no porque sean primas o hermanas. Más bien podríamos decir que tienen un parecido razonable y nada más, sin relaciones familiares de por medio.

En este caso, el nombre original de la planta es Rhaphidophora y el sobrenombre Monstera Mínima, pero por razones evidentes, casi todo el mundo la conoce con el segundo ya que es más fácil de pronunciar y escribir.

¿Qué más diferencias tiene nuestra Rhaphi con las Monsteras? principalmente que sus hojas son bastante más pequeñas y que es una planta que no generará fruto.

Además y sin ánimo de complicar, déjame decirte que las fenestraciones (así se llaman a los agujeros que las plantas tienen en las hojas) no son exclusivos de la familia de las Monsteras, otras especies como los Philodendros también los tienen. He aquí las pruebas:

La Monstera Mínima me gusta porque crece bastante rápido (me encantan las plantas pobladas y asalvajadas) y además podemos dejarle con los tallos colgando o sujetarle con tutores (así es como está la mía). Personalmente, me fascina cómo se ve con los tallos colgando pero o se le deja crecer con porte colgante desde el principio o luego intentar cambiar la dirección de sus tallos es complicado.

En mi caso, la mía tiene los tallos tan fuertes y duros que cualquier intento por dirigirlos hacia abajo (ahora están en un tutor) puede suponer que se rompan por lo que de forma irremediable le estoy cultivando en un tutor.

Por cierto, sólo por si te interesa, te dejo aquí un link a un vídeo donde te cuento cómo coloqué mi Rhaphidophora en un tutor de fibra de coco.

Ficha rápida cuidados Monstera Mínima


¡Vamos allá con los cuidados de la Monstera Mínima!

1) Iluminación: necesita abundante iluminación. Recomiendo tener cuidado con el sol directo, con la mía hemos tenido experiencias negativas con la luz directa (hojas amarilleando por las puntas).

2) Riego: moderado. Empecé regándole mucho por lo que me habían recomendado en el vivero donde la compré. Sin embargo, la experiencia me ha enseñado que necesita poco agua y sólo hay que regarlo cuando el sustrato se seca. En mi caso le riego una vez a la semana y no más (a no ser que sea verano).

3) Temperatura: las temperaturas cálidas son ideales para ella. Ni mucho calor ni mucho frío. Por supuesto, nada de heladas ya que no las resistirá. Lo ideal sería tenerle en temperaturas de entre 15-25 grados.

4) Maceta: generalmente no hago un apartado para macetas pero en este caso considero que sí es importante. Se da mejor en macetas algo justas y no aconsejo cambiarle de una maceta pequeña a una muy grande porque extrañan y tiran hojas. El trasplante les estresa por lo que lo mejor es hacerlo como mucho una vez al año

5) Abono: fundamental, es un paso insaltable. Esta planta crece mucho y muy rápido. Para mantener este ritmo de crecimiento debemos elegir un abono para plantas verdes que no sea muy fuerte. Uno de liberación rápida como los líquidos, será perfecto para ella.

6) Sustrato: no es muy exigente con el tipo de tierra aunque para este tipo de planta mi elección es sustrato universal (50%) perlita (30%) humus (10%) fibra de coco (10%). Más adelante en los cuidados detallados, te cuento para qué sirve cada uno de estos «ingredientes».

Cuidados Monstera Mínima o Rhaphidophora


Hablemos en detalle sobre los cuidados de la Monstera Mínima. Si me lo permites, empezaré destacando las virtudes que tiene tiene esta planta que son muchas: es de cuidado fácil, si o te pasas con los riegos no te dará ningún problema. Además, es muy resistente a las plagas, en casi dos años que llevo con la mía no ha tenido ningún tipo de bicho (ni cochinilla, ni ácaros… nada de nada).

Me he dejado para el final la mejor parte: crece que da gusto. Sobre todo la recomiendo por este motivo, es perfecta para gente que se está iniciando en el mundo de las plantas porque ver cómo se desarrolla motiva para seguir cuidándola e incluso para animarse a tener más plantas en casa.

Y ahora sí que sí, veamos en más detalle los cuidados básicos y fundamentales que necesita la Rhaphidophora

Iluminación

Necesita luz indirecta abundante para asegurar un correcto crecimiento. Escucho mucho decir que es una planta perfecta para casas con poca luz y si os digo la verdad, tengo mis reservas respecto a este comentario.

¿Qué puede vivir con poca luz? Por supuesto, pero eso no significa estas sean las condiciones que necesita. Si le das poca luz lo que sucederá es que la planta dejará de crecer y se mantendrá siempre igual pero te privarás de disfrutar de su proceso de crecimiento, para mi la parte más bonita de cuidar de una planta.

¡Cuidado con el sol directo! Me gusta experimentar para ver cómo reaccionan mis plantas y coloqué a mi Rhaphidophora durante varias semanas en un lugar donde recibía sol directo y lo que noté fue que las puntas de sus hojas se pusieron amarillas.

En cuanto la devolví a su ubicación normal, dejaron de aparecer esas manchas por lo que lo asocio a luz directa aunque bien es cierto que el motivo podría ser otro. No obstante y basándome en mi experiencia, os diría que tengáis cuidado con la luz directa.

Temperatura

Tengo un truco infalible para saber qué temperatura o condiciones ambientales necesitan nuestras plantas y es pensar en su lugar de origen. En este caso, la Rhaphidophora procede de Tailandia y Malasia por lo que podemos adivinar que necesita temperaturas cálidas.

Lo mejor es no somerterle a temperaturas inferiores a los 10 grados porque el frío puede detener su crecimiento y las heladas pueden acabar por matar la planta.

Me gustaría también hablarte de la humedad. He leído en muchos sitios que esta planta necesita una gran humedad ambiental para sentirse cómoda. Y estoy convencida de que la humedad en la mayoría de los casos hace bien y beneficia a nuestras plantas.

Sin embargo, quería contarte que vivo en Madrid y aquí tenemos un clima bastante seco. Es verdad que tengo humidificadores en casa pero la Monstera Mínima está alejados de ellos por lo que podríamos decir que la tengo en condiciones de baja humedad y ¿sabes qué? Está de maravilla.

Lejos de tener puntas secas o estropeadas como le pasa a las Marantas o Calateas, la planta está en perfectas condiciones y sus hojas parecen no acusar la falta de humedad por lo que en ningún caso considero que este factor sea un requisito esencial para su bienestar.

Lo creáis o no, este es un «mini punto» extra a favor de esta planta porque dar humedad ambiente es realmente costoso y hay algunas plantas que se ponen tremendamente feas cuando no tienen la humedad que necesitan. Puedes estar tranquilo porque esto no te pasará con la Rhaphidophora.

Riego

Uno de los cuidados de la Monstera Mínima que más miedo nos da siempre. Con esta planta puedes respirar tranquilo porque no te supondrá un problema. Vaya por delante que el riego depende del clima de tu ciudad, la maceta en la que se encuentre tu planta e incluso el tipo de tierra donde la tengas.

Son muchos factores los que entran en juego pero sí puedo decirte que esta planta en general necesita riegos moderados y que lo mejor es no regarle hasta que el sustrato esté completamente seco.

Como te contaba al inicio del post, al principio regaba más a mi Rhaphi porque así me lo aconsejaron en el vivero. Sin embargo, con el paso de los mese cuando nos empezamos a entender, vi que le sientan mejor los riegos moderados lo que en mi caso se traduce en un riego semanal aproximadamente.

¿Cómo le riego? Lo que hago es echar agua con regadera hasta que sale por el agujero de drenaje y en el momento en que se llena el platito donde tengo la maceta apoyada, corto el riego y dejo que el agua del platito la absorba la planta.

Así de sencillo, no tiene más. También te recomiendo plantar tu Monstera Mínima en una maceta de terracota o barro porque evaporan antes el agua y evitan que se quede humedad retenida (como por ejemplo sucede con las de plástico). Si en tu caso, tienes tu planta en una maceta de plástico, es posible que tengas que regarle un poquito menos porque la tierra durará mojada más tiempo.

Abono y sustrato

Reconozco que no siempre fertilizo todas mis plantas. Pero os prometo que en el caso de la Monstera Mínima he cogido la costumbre de abonarle de forma continua (si, hasta en invierno) y le sienta muy pero que muy bien.

Es una planta de crecimiento rápido y si queremos mantenerlo así, mi consejo es abonar. Por lo general, para este tipo de plantas que tienen mucho desarrollo en su parte aérea, suelo elegir sustrato de liberación rápida (líquidos) que son más suaves que los de liberación lenta (generalmente sólidos) y de esta forma los aplico más a menudo.

En cuanto al sustrato, os comentaba al inicio del post que mi Rhaphidophora disfruta mucho esta mezcla de tierra: sustrato universal (50%) perlita (30%) humus (10%) fibra de coco (10%). Es una sugerencia pero cualquier otra mezcla de sustrato también le irá bien siempre y cuando sea drenante.

Te explico algo más sobre estos tipos de tierra:

Sustrato universal: es el sustrato más común apto para casi todo tipo de plantas y muy rico en materia orgánica

Perlita: roca volcánica (mineral natural) que mezclado con tierras como el universal, ayuda a drenar mejor el agua

Humus de lombriz: abono orgánico que además beneficia y enriquece la tierra

Fibra de coco: aporta aireación al sustrato lo que facilita el desarrollo de las raíces

¡Pronto escribiré un artículo hablando en profundidad sobre los tipos de tierra!

Espero que esta ficha sobre los cuidados de la Monstera Mínima te sirvan para cuidar de la tuya y en caso de que no tengas una, que al menos te animen a darle una oportunidad. Verás que esta planta crece como la mala hierba y una vez le pillas le punto con el riego, no te dará ni un problema.

1Comment
  • Paola
    Posted at 15:35h, 22 junio Responder

    Hola!a cabo de adquirir mi primera Monstera mínima y una hoja bebé al irse desenrollando he visto que ya tiene una mancha marrón, a que se puede deber?muchas gracias!

Post A Comment