Cuidados Espatifilo o cuna de Moisés

En el post de hoy vamos a hablar sobre los cuidados del Espatifilo o cuna de Moisés, una planta de interior muy popular en los hogares españoles que aunque está cerca, todavía no destrona al Poto.

Es fácil ver Espatifilos en cualquier casa porque son plantas agradecidas, que pueden florecer más de una vez al año y que no requieren de cuidados muy complicados o laboriosos.

Por esta razón, si estas pensando en regalar una planta a un familiar o directamente quieres una para tu casa, la cuna de Moisés puede ser una buena opción. Te invito a que leas el post para que conozcas de antemano qué cuidados necesita el Espatifilo y valores si quieres y puedes hacerte con uno.

Diferencias entre el Espatifilo y el Anturio


Antes de explicar en más detalle los cuidados del Espatifilo, vamos a hablar sobre esta planta y su prima hermana el Anturio. Es muy común confundirlas así que permíteme que te explique en qué se diferencian:

Ambas plantas proceden de la familia de las Araceae, de ahí viene su enorme parecido. Sin embargo, existen algunos detalles que las distinguen y que a los ojos de un buen observador no se escapan:

La principal diferencia entre ambas se encuentra en las brácteas (las hojas protectoras que nacen alrededor de la flor para protegerla). Mientras que el Anturio suele tenerlas en forma de corazón, las brácteas del Espatifilo son más alargadas, con forma de vela de barco.

Bráctea Anturio – Fuente Pinterest
Bráctea Espatifilo – Fuente Pinterest

Además, las brácteas del Espatifilo siempre son blancas a diferencia de las del Anturio que pueden ser rojas, blancas o rosas. La otra clave para distinguirlas está en las hojas: el Espatifilo las tiene más alargadas y estrechas; las del Anturio son más cortas y anchas.

Características del Espatifilo o cuna de Moisés


Hay varias razones por las que me encanta el Espatifilo y he decidido escribir un post sobre él. Entre ellas destaco que es una planta fácil de encontrar, económica y muy versátil ya que está disponible en tamaños pequeños desde los 10 centímetros hasta los 60.

Además, dura varios años, es fácil de cuidar, florece en interiores, su floración es larga y conseguir que eche flores no es complicado como en el caso de otras plantas. Desde luego al Espatifilo no le podemos pedir más ¿no te parece?

Ficha rápida cuidados Espatifilo


Iluminación: necesita mucha luz indirecta
Temperatura: entre 15 y 25 grados
Riego: alto en verano y moderado en invierno
Humedad: alta
Abono: primavera-verano
Transplante: cada dos años
Floración: primavera

Cuidados Espatifilo


¡Ahora si! Vamos a explicar en profundidad qué cuidados requiere el Espatifilo para lucir sano y repleto de flores.

Antes de explicar cada uno de sus cuidados, te desvelaré las claves del éxito: la iluminación y la humedad. Si le garantizas estos dos factores tu Espatifilo estará espléndido y radiante.

Iluminación

El Espatifilo necesita mucha iluminación pero no luz directa. Trata de colocarlo en un lugar con alta iluminación pero donde los rayos del sol no le alcancen. Te digo esto porque si el sol incide sobre las hojas, es posible que se quemen o comiencen a amarillear y terminen cayéndose.

Si te gusta esta planta pero no tienes mucha luz en casa, no te preocupes porque aún así podrías tenerla. El Espatifilo sobrevive también con poca luz el problema es que no conseguirás que florezca. Lo ideal es hacernos con uno siempre y cuando dispongamos de luz suficiente. Si a pesar de esto sigues queriendo un Espatifilo, puedes tenerlo pero no lo verás florecer.

Temperatura

No es muy exigente en cuanto a la temperatura pero como buena planta tropical procedente de Sur América, necesita temperaturas cálidas entre los 15 y 25 grados. No soporta el frío ni las heladas, por lo que te aconsejo cultivarla en el interior de casa.

Otro consejo más respecto a la temperatura: las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura no le van nada bien. No la coloques en sitios de paso o cerca de ventanas que abras con mucha frecuencia.

Riego

Las pautas de riego variarán en función de la estación del año:

PRIMAVERA
Necesitará riegos abundantes y tendremos que asegurarnos de que la tierra esté siempre húmeda pero no encharcada. Es importante evitar que el sustrato llegue a secarse del todo.

INVIERNO
Con la llegada del invierno iremos reduciendo los riegos progresivamente ya que con el frío el Espatifilo no necesita tanto agua. Los riegos serán moderados y sólo le echaremos agua cuando la tierra esté seca.

Humedad

La humedad es fundamental para conseguir que el Espatifilo luzca radiante. Tenemos que entender que al ser una planta de origen tropical necesita una gran humedad para mantenerse sana e hidratada.

¿Cómo puedes saber si tu Espatifilo necesita más humedad? Si ves las puntas de las hojas secas. Este es un claro síntoma de falta de humedad ambiental.

Si el clima de tu ciudad es seco (como el de la mía) tienes varias opciones para otorgar humedad al Espatifilo: podemos colocarlo cerca de otras plantas que requieran alta humedad como Calateas o Marantas. Entre ellas generarán un microclima para mantenerse húmedas.

También podemos colocar la maceta sobre un plato o balde con agua y piedras de tal forma que la maceta no entre en contacto con el agua.

Otra opción es pulverizar sus hojas con agua al menos dos o tres veces a la semana (esto es lo que hago yo con la mía pero la pulverizo todos los días).

Y por último, puedes comprar un humidificador para que genere humedad ambiental. Una opción muy cómoda y que también utilizo.

Abono

Las plantas a parte de alimentarse de la luz también «comen» los nutrientes que se encuentran en la tierra y en un momento dado, estos terminan agotándose.

Por este motivo, es importante utilizar abonos o fertilizantes que «recarguen» la tierra de vitaminas para que las raíces de la planta puedan seguir absorbiéndolas.

La época para abonar es a principios de primavera o verano, porque es cuando las plantas crecen y necesitan más nutrientes para continuar echando hojas y flores.

Siempre os lo recuerdo porque creo que no está de más… ¡Ojo con la cantidad de fertilizante que echas a las plantas! Siempre es mejor echar menos cantidad de la que recomienda el fabricante del producto. Si nos pasamos con la cantidad de abono, podemos dañar las raíces.

Floración del Espatifilo

Conseguir que el Espatifilo florezca no es difícil, sólo tenemos que proporcionarle una alta iluminación y humedad. Si el tuyo no florece, estoy casi segura de que es porque no está recibiendo la cantidad de luz que necesita.

La clave para estimular su floración es colocarlo en un sitio donde reciba una alta iluminación indirecta, que tenga una temperatura cálida de en torno a 20 grados y que le proporciones la humedad suficiente para que permanezca bien hidratado.

Espero que este artículo sobre los cuidados del Espatifilo te ayude a cuidar de tu planta y en caso de que no la tengas… ¡Ojalá sea el empujón que necesitas para hacerte con una!

Si tienes cualquier pregunta no dudes en dejar un comentario, estaré encantada de ayudarte en lo que pueda 🙂

No Comments

Post A Comment