Cuidados de la Tillandsia Cyanea o Pluma Rosa

En el post de hoy vamos a hablar sobre los cuidados de la Tillandsia Cyanea, una planta de interior llamativa y relativamente fácil de cuidar.

La Tillandsia Cyanea gusta mucho por su curioso aspecto: está compuesta por multitud de hojas largas y curvadas y del centro de la planta nace una “bráctea” en forma de espiga de color rosa.

La finalidad de la bráctea es proteger a las flores que nacen sobre ella y que son de tonos violetas. Estas flores son muy delicadas, finas y bonitas. Disfrútalas en cuanto florezcan porque duran muy poquito tiempo.

Información Tillandsia Cyanea


¿No te recuerda el aspecto de la Tillandsia Cyanea al de las Bromelias? Esto es porque pertenece a la familia de las Bromeliáceas y son una de sus especies más cultivadas.

Antes de seguir ahondando en los cuidados de esta planta, déjame que te explique lo siguiente respecto al ciclo de vida de la Tillandsia Cyanea: si la bráctea empieza a perder su color y se vuelve marrón, significa que la vida de la planta ha llegado a su fin.

Cuando la Tillandsia Cyanea pierde color en la espiga central es habitual pensar que se está secando, que la estamos regando en exceso o que la planta se está muriendo a causa de unos cuidados incorrectos. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con nuestros cuidados. Simplemente se produce porque la planta está llegando al final de su vida.

Por tanto, cuando veas que la bráctea de tu Tillandsia Cyanea pierde progresivamente su color, no te asustes porque es algo natural. Observa la planta y corta la espiga central o bráctea por la base cuando esté de color marrón. Al cabo de unas semanas verás que en la base de la planta han nacido hijuelos.

Con estas nuevas plantas puedes hacer lo siguiente: esperar a que crezcan, dejarlas en esa maceta y quitar la planta madre -que está muerta- o puedes separar el hijuelo de la base de la planta madre y plantarlo en nueva maceta.

Cuidados Tillandsia Cyanea


La Tillansdia Cyanea es una planta de climas tropicales originaria de América del Sur. Como las orquídeas, es una planta epifita, es decir vive sobre otras plantas. Además tiene otra curiosidad y es que también se la conoce como “planta del aire” porque es capaz de hidratarse con la humedad ambiental que la rodea.

Veamos en más detalle los cuidados de la Tillandsia Cyanea:

Temperatura: 15-25 grados y alta ventilación
Iluminación: alta sin sol directo
Riego: moderado
Abono: abono foliar/spray

Temperatura

La Tillandsia Cyanea se siente cómoda en temperaturas de entre 15 y 25 grados. Por mi experiencia, te puedo decir que no es muy exigente en cuanto a la temperatura y aguanta bien las temperaturas frescas y calurosas.

Eso si, la planta corre peligro con el frío excesivo cuando las temperaturas bajan de los 10 grados. Si la mantienes por encima de esta temperatura, no tendrás ningún problema.

Por los climas cálidos que necesita para vivir, lo habitual es que la cultivemos en el interior de casa. Colócala en una habitación donde el ambiente no esté muy cargado ya que necesita ventilación.

Lo que hago con mi Tillandsia Cyanea -igual que con el resto de mis plantas- es sacarlas a la terraza todos los domingos para que “respiren” aire fresco y se purifiquen. Esta es una práctica que te recomiendo aplicar porque les viene de lujo.

Iluminación

Necesita una alta iluminación sin sol directo. Búscale un sitio donde le llegue mucha luz filtrada por una cortina o store.

En caso de que la quieras cultivar en el exterior porque las temperaturas de tu ciudad lo permiten, colócala en un lugar de sombra donde los rayos del sol directo no puedan alcanzarle.

¿Por qué es mejor evitar el sol directo? Porque puede quemar y estropear las hojas de la Tillandsia Cyanea.

Riego

La Tillandsia Cyanea necesita riegos moderados ya que el exceso de agua puede ser perjudicial para ella. Como explicaba al principio del artículo, esta planta es capaz de captar la humedad del ambiente, por este motivo la riego mediante pulverización.

Una vez a la semana pulverizo sus hojas y también la capa superficial de la tierra. En los meses de más calor (julio y agosto) la pulverizo dos veces a la semana y aparte de pulverizar las hojas, humedezco más el sustrato echándole directamente un poquito de agua.

No obstante, no te preocupes por los riegos porque la Tillandsia Cyanea te hará saber cuándo le falta agua: sus hojas se pondrán algo más mustias.

Si lo prefieres, en vez de mediante pulverización, también la puedes regar humedeciendo el sustrato. Eso sí, la maceta debe contar con un buen sistema de drenaje para que la planta no quede encharcada ¡Esto es fundamental!

Abono

Si te digo la verdad, todavía no he abonado a mi Tillandsia Cyanea porque considero que no le ha hecho falta. Sin embargo, si crees que la tuya lo necesita, mi consejo es que te inclines por abonos foliares o en spray.

¿Por qué? Porque este tipo de plantas asimilan mejor los nutrientes a través del follaje que mediante sus raíces. Por esta razón te aconsejo los fertilizantes o abonos en spray frente a los que se aplican en el sustrato o junto al agua de riego.

No Comments

Post A Comment