Cuidados de la Calatea Ornata, una planta de hojas increíbles

¡Ya me tocaba hablar sobre los cuidados de la Calatea! Hasta el momento no le había dedicado un post a esta planta prima hermana de las Marantas.

Sin embargo, hace unas semanas me regalaron una Calatea Ornata y fue entonces cuando vi el momento perfecto para escribir este artículo sobre sus cuidados.

Información Calateas


Las Calateas son unas plantas exhuberantes procedentes de Centroamérica. Para mi su mayor atractivo son las hojas, ¿Sabías que existen cientos y cientos de especies de Calateas y cada una tiene las hojas con un patrón y color distintos?

Es frecuente confundir a la Calatea con la Maranta y aunque no son la misma planta, sus cuidados si son muy similares. La principal diferencia notable entre ambas es que las Calateas tienen un porte mayor y sus hojas son de gran tamaño.

Hay muchísimas variedades de Calateas y alguna de mis favoritas son la Calatea Ornata, Zebrina o Macoyana. No obstante, hay muchísimas más especies por lo que te recomiendo que les eches un vistazo para que encuentres de entre todas ellas la que más te guste.

Ficha cuidados básicos Calatea


¡Aquí va un resumen de los cuidados básicos de la Calatea!

Iluminación: luz indirecta, lugar de semi-sombra
Temperatura: entre 20-30 grados
Riego: abundante, el sustrato siempre húmedo
Humedad: muy alta

¿Quieres ver estos cuidados en más detalles? ¡Pues vamos allá!

Cuidados Calatea


Si, su porte es imponente y puede ser que a primera vista pienses que es una planta difícil de cuidar. Sin embargo, no te asustes porque las Calateas requieren cuidados muy básicos y mantenerlas «sanas» y «felices» es más sencillo de lo que crees.

Te daré la clave para mantenerla en perfecto estado: humedad constante. El éxito para dar un cuidado adecuado a tu Calatea es prestar atención a su nivel de humedad para asegurarnos de que está hidratada en todo momento.

Iluminación Calatea

Tenemos que proporcionarle un lugar donde no le alcance el sol directo y que no sea excesivamente luminoso.

En lugares de semisombra o habitaciones donde hay una claridad media, se desarrollará perfectamente. Evita colocarla cerca de ventanas o en lugares con una exposición lumínica alta ya que sus hojas son muy sensibles a la luz y podrían estropearse.

Temperatura Calatea

Como ya os he comentado, esta planta no es muy difícil de cuidar y tampoco es exigente en cuanto a la temperatura. Se siente cómoda en ambientes de entre 20-30 grados.

Soporta el calor excesivo (por encima de los 30 grados) siempre que tenga el nivel de humedad adecuado. Lo que no tolera son las temperaturas por debajo de los 20 grados. Ten en cuenta que es una planta originaria de selvas tropicales y tenemos que resguardarla en gran medida del frío. Es por este motivo que se cultiva como planta de interior.

Tampoco le van excesivamente bien las corrientes de aire. Trata de no situarla en lugares de paso o donde se produzcan corrientes ya que pueden dañar sus hojas.

Riego Calatea

Ya he adelantado en el principio de este apartado que la clave para la supervivencia de tu Calatea es la humedad. No obstante, el riego también es importante y debemos asegurarnos de que el sustrato este húmedo siempre.

Evita que la tierra llegue a secarse del todo, en concreto la parte del cepellón. ¿Esto quiere decir que la tienes que regar todos los días? Por supuesto que no. Te cuento cómo me organizo respecto a los riegos con mi Calatea por si te sirve de ayuda:

En mi caso la riego de forma abundante una vez a la semana y según van pasando los días, mantengo la humedad del sustrato rociándole la capa superficial con un pulverizador. De esta forma, me aseguro de que esté húmeda sin llegar a encharcar la tierra.

Es importante asegurarnos de humedecer pero no encharcar porque aunque suene contradictorio, la Calatea es una planta tendente a la pudrición de raíces así que hay que regar con cuidado y sin pasarse.

Humedad

En este punto los cuidados se complican un poquito pero no por dificultad, más bien por una cuestión de tiempo y constancia. La Calatea necesita niveles de humedad altos y si vives en una ciudad de clima seco -como yo- tendrás que pulverizarla a diario.

No proporcionarle la humedad que necesita provocará que las hojas de la Calatea se pongan marrones en las puntas o que los laterales se estropeen y empiecen a enrollarse.

La belleza de las Calateas está en sus hojas y por eso es importantísimo -al menos para mi- mantenerlas impecables. Para conseguirlo pulverizaremos sus hojas una vez al día en los meses más calurosos del año.

Pero… ¿Y si no tienes tiempo para pulverizarla con la frecuencia que necesita? ¡No te preocupes! Hay otras opciones que pueden ayudarte a mantenerla hidratada:

➡ Utilizar un humidificador para purificar el ambiente. Los humidificadores digamos que generan «niebla» a través de un tanque de agua y esto es ideal para tu Calatea.

➡ Colocarla cerca de otras plantas que requieran altos niveles de humedad –aunque creas que esto no ayuda afecta más de lo que piensas-. Entre ellas generan un microclima que aumenta la humedad del ambiente.

➡ Por último, puedes colocar la maceta sobre piedras con agua o colocar un vaso o regadera llena de agua al lado de la planta para que con el calor el líquido se evapore y aumente así la humedad.

¿A qué los cuidados de la Calatea no son difíciles? Las atenciones que necesita son muy básicas aunque si que es verdad que la frecuencia con la que hay que proporcionárselas si es exigente.

¡Espero que estos consejos te ayuden a cuidar de tu Calatea! No dudes en dejarme un comentario si necesitas ayuda o si quieres contarme cómo es tu Calatea y qué tal llevas sus cuidados!

3 Comments
  • Lorena Gómez
    Posted at 10:17h, 13 octubre Responder

    Hola

    No me he podido resistir con la calathea, lo que no sé es si tengo una rubi o una roseopicta o es la misma especie con diferente nombre…. es una planta curiosísima, un 2×1, sus hojas son espectaculares tanto por arriba como por abajo, pero además es alucinante su comportamiento, la compré un día que estaba de recados y cuando llegué a casa parecía una planta totalmente diferente de la que estaba en la tienda, recuerdo colocarla en el salón, mirarla y pensar… qué ha pasado aquí? pero si esto parece una «lombarda»!!!! la planta se había cerrado completamente y sólo se veía el envés morado intenso, alucinante!! es una planta tupida de hojas enormes redondeadas y es increíble el movimiento que se trae ella sola.
    Creo que no alcanza mucho tamaño, lo primero que hice fue revisar que no saliesen raíces por los agujeros de drenaje, de inmediato la regué hasta empaparla por completo porque tenía la tierra tan seca que la pobre llevaba semanas viviendo de la humedad ambiental, traía unas cuantas hojas secas (algunas recién estrenadas) que tuve que cortar y fue una pena, pero me da la impresión de que si sobrevivió en esas circunstancias y se «menea» de esa manera pese al estado que traía, es una planta fuerte.

    • Redacción
      Posted at 18:02h, 13 octubre Responder

      Las Calateas son sensacionales!! A mi me fascinan! Lo que ocurre es que aquí en Madrid el clima es tan seco que es muy esclavo el tener que pulverizarlas continuamente. Menos mal que me he hecho con mi super aliado el «Humidificador» y me quita bastante faena… Y lo del movimiento también es genial. La mía la tengo en el salón y de repente oigo un ruido que me pega un susto tremendo… miro hacia la planta y es ella moviéndose 🤣 ¡un beso!

  • Lorena Gomez
    Posted at 19:03h, 13 octubre Responder

    Pero qué me dices?!?!?!!!! también son «sonoras»???? me parto!!!!!!!!
    La mía ha terminado en mi habitación, entre que tengo el salón hecho una jungla ya y que me gusta el rollo ese que se trae de ahora me duermo/me despierto, la he hecho sitio en un rincón ideal…. pero está cerca del cabecero, como sea igual de escandalosa que la tuya ya te digo yo lo rápido que mi marido la echa de la habitación, de momento cada vez que entro la veo diferente, pero aún no la hemos escuchado.
    Lo del clima seco es una faena, ideal para llevar una el alisado perfecto, pero fatal para las plantas, aquí yo igualmente las pulverizo más que nada por prevenir la puntita de la hoja seca, pero creo que si no lo hiciese tampoco lo notaría…. también hace que no sea necesario regalarlas tan a menudo como normalmente recomiendan.
    Un besazo

Post A Comment