Cuidados del Ananas o Planta Piña

¡Hoy hablaremos sobre los cuidados del Ananas! ¿Alguna vez te has preguntado de dónde viene la piña? ¡Pues tengo la respuesta! La piña proviene de la planta Ananas y hoy te voy a contar cómo cuidar de una.

Descubrí la Planta Piña o Ananas este verano en Ikea y cuando la vi pensé: “esa piña tiene que ser de plástico” pero me llevé toda una sorpresa al comprobar que la piña era real y que crecía de una planta -Sí, reconozco que pensaba que las piñas crecían en los árboles-.

El caso es que terminé comprándomela en Julio y durante estos meses he aprendido algunos truquitos para los cuidados del Ananas que quería compartir con vosotros.

Información del Ananas o Planta Piña


Antes de entrar en los cuidados de la Planta Piña, déjame que te cuente sus particularidades. Curiosamente, la piña procede del Ananas que pertenece a la familia de las Bromeliáceas y es la única especie de esta familia que es terrestre.

Su origen se sitúa en América del Sur concretamente en países como Brasil, Argentina y Paraguay aunque a día de hoy se cultiva en muchos otros países como China o Tailandia por lo que es frecuente y habitual encontrar esta fruta disponible todo el año.

El Ananas genera las piñas de una en una y tarda en producirlas por completo entre 8 y 12 meses. Al menos este es el tiempo que tarda en las plantas que venden en macetas. Es posible que en invernaderos o plantaciones tarden más meses ya que las piñas son de mayor tamaño.

Ficha rápida Cuidados del Ananas


Por suerte el Ananas es una planta fácil de cuidar que no te complicará mucho la vida. Esta es la guía rápida de cuidados de la Planta Piña:

Iluminación: necesita luz indirecta
Temperatura: entre 15 y 25 grados
Riego: moderado, regar cuando la tierra esté seca
Humedad: media, pulverizar un par de veces a la semana
Abono: abono orgánico en primavera y verano
Recolección: cortar la piña pasados 8-12 meses

Cuidados del Ananas o Planta Piña


Como os he adelantado, la Planta Piña es una planta divertida y distinta a las que suelen encontrarse en una casa. Además de ser simpática, esta planta es bastante fácil de cuidar y la única “complicación” que presenta es que hay que tener mucha paciencia para esperar a que la fruta madure.

Dicho esto… ¡Entremos de lleno en los cuidados que necesita el Ananas!

Iluminación

El Ananas necesita mucha iluminación para crecer y para que la piña madure. Eso si, tiene que ser luz indirecta ya que el sol directo podría quemar sus hojas y “asfixiar” a la planta. Puedes colocar tu Planta de la Piña cerca de una ventana que tenga cortinas o stores para tamizar la luz entrante.

Temperatura

La Planta de la Piña es originaria de climas tropicales por lo que necesita temperaturas cálidas para desarrollarse. Se encuentra cómoda en torno a los 24 grados aunque soporta temperaturas superiores siempre que tenga la humedad suficiente.

Lo que no tolera es el frío y las temperaturas por debajo de los 12 grados pueden paralizar el crecimiento de la planta. Por este motivo, si en tu ciudad los inviernos son fríos, te recomiendo que la cultives en interior ya que se secará con las heladas.

Respecto a la humedad, necesita niveles de humedad medios por lo que mi consejo es que pulverices las hojas con agua en los meses de más calor del año para asegurarnos de que está correctamente hidratada.

Riego

Esta planta requiere riegos moderados, es decir necesita agua cuando la tierra esté seca y no antes. Durante el verano, puedes regarla dos veces a la semana (comprobando siempre antes el estado de la tierra).

Durante el invierno, puedes regarla una vez a la semana o incluso espaciar más los riegos. Esto dependerá de si cuando te toque regar todavía tiene la tierra húmeda o no.

Lo que si que es importante es que plantes tu Ananas en una maceta con agujeros para que el agua sobrante pueda salir y no se quede estancada en el fondo de la maceta. Parece algo baladí pero el agua estancada puede provocar pudrición de raíces.

Abono

Puedes abonarla durante la primavera y verano (su época fuerte de crecimiento) con abonos orgánicos. A mi me gustan los que vienen en formato barrita que se clavan en la tierra pero puedes utilizar el que más te guste.

A veces me preguntáis por qué recomiendo ese abono y es sencillamente porque es natural. Además al clavarlo en la tierra se va deshaciendo poco a poco a medida que riegas con lo que dura prácticamente un mes y le otorga nutrientes a la planta de forma constante y en pequeñas dosis.

¿Cuándo quitar la piña del Ananas?


Cuando compré mi Ananas en Ikea lo primero que investigué fue cuánto tardaba la fruta en madurar y me lleve un chasco al confirmar que puede tardar hasta 8 o 12 meses (dependiendo del tipo de Ananas).

Tengo la planta desde hace tres meses aproximadamente y el crecimiento de la piña es bastante lento. Sí noto que está algo más grande pero todavía le queda mucho por crecer. Todavía está muy verde y dura por lo que se nota que aún le queda tiempo para ser recolectada.

Imagino que cuando esté madura el color cambiará y se volverá más amarilla (ahora está tan verde como las hojas) y también que estará algo más blanda y grande.

¿Se puede comer la fruta del Ananas de Ikea?


¡No, no es comestible! Si has comprado tu Ananas en Ikea… ¡que no se te ocurra comer la piña! Es sencillamente algo ornamental no apto para consumo.

¿Por qué? Primero porque los Ananas plantados en maceta tienen el fruto muy verde y nunca llega a madurar del todo por mucho tiempo que lo dejemos madurar. Además, al ser plantadas en maceta y cultivadas en interior, el fruto no está en condiciones de ser consumido. Sólo aquellas plantas de la piña que han sido cuidadas en invernaderos o en su hábitat natural, son aptas para consumo.

En caso de que quieras comer la fruta, te aconsejo que tires la primera piña que brote ya que es la piña que viene con la planta. Es mejor que comas la segunda ya que ésta ha sido totalmente cuidada y supervisada por ti, no como la que viene con la planta al comprarla. Si te animas a probarla… ¡Por favor comparte tu experiencia conmigo!

3 Comments
  • Lorena Gómez
    Posted at 09:50h, 13 octubre Responder

    Hola

    Lo de la piña es una cosa que nos sorprende a todos, yo no me pude resistir a tocarla porque me parecía tan bien hecha… como que era real!!!!!… jajaja… y claro, para casa que vine con ella. En estos meses apenas ha cambiado su aspecto, me gusta hacerles fotos a las plantas cuando las traigo y luego al cabo de unas semanas, pues esta después de meses está prácticamente igual, salvo que tiene dos hijos en la base que diría que crecen más que la propia piña, que diría que sigue del mismo tamaño y lo único que veo que crece es la “corona” de hojas… puede ser que sean los hijos los que la resten también energías, no sé… en cualquier caso tampoco me importa que la piña no crezca porque así me parece súper original y vacilona, de verdad que se queda con las miradas de todo el que nos visita.
    De cuidados, yo la tengo en una habitación con claridad pero alejada de la luz directa, mantiene el verde y el porte y no parece necesitar más pues tampoco veo ni hojas que amarilleen ni que se “gire” para buscar más luz. Aquí en el norte hay bastante humedad ambiental en cualquier época del año y el riego lo hago cuando veo que se ha quedado seca.
    Recuerdo que la tuve que trasplantar porque las raíces asomaban muchísimo por los agujeros de drenaje, En la tienda todas son del mismo tamaño así que imagino que todas necesiten cambio de maceta urgente.

    • Redacción
      Posted at 18:04h, 13 octubre Responder

      ¿Tu también tocaste la piña? jajaja al principio pensaba que era de plástico, me costó aceptar que era un fruto real! ¿De qué parte del norte eres? Muchas gracias por tus aportaciones y un abrazo!

  • Lorena Gómez
    Posted at 20:35h, 13 octubre Responder

    Bueno, es que la vi y pensé, pero :por favor, qué horterada es esa!!! creyendo que era de plástico y estaba pegada, como cuando a los pobres cactus les pegan las flores o les pintan… pero es que al ver la piña de cerca ya me quedé loca diciendo, coña, pues si que está bien hecha, cómo se lo curran estos suecos… pero todavía me resistía a creerlo así que tuve que palparla… y entonces ya me quedé ojiplática del todo y la meti´del tirón en el carro
    Cómo no iba a traerla a casa!!! jajaja

    Me haría mucha ilusión que los dos hijos que tiene saliesen adelante, empezaron creciendo mucho pero ya se han estancado, quizás por el otoño… no sé. Ya te contaré si consigo más piñitas.

    Soy de Cantabria, aquí las plantas casi que se cuidan solas…. quitando una hiedra variegada y la polybotrya que no termino de cogerlas el punto, el resto no me han dado quebraderos de cabeza., bueno, el ficus ginseng hasta que lo saqué del salón al porche tiraba hojas a mansalva, pero ahora en la calle está encantado y voy a tener que comprar un invernadero de esos pequeños para dejarle fuera.

    Besos

Post A Comment