Riego y cuidados del cyclamen o Violeta Persa

¿Te has comprado un cyclamen y quieres saber cómo cuidarlo? ¡Te explico todo lo que sé sobre esta preciosa planta que además es una de mis favoritas!

Curiosidades que debes saber sobre el cyclamen 


⭐ El cyclamen es una planta de invierno que puede vivir tanto en exterior como en interior.

⭐ Es una planta anual, es decir, se secará pasado el año pero con los cuidados adecuados resurgirá.

⭐ Necesita mucho “aire” por lo que recomiendo colocarla a cierta distancia de otras plantas.

⭐ Es una planta de invierno y como tal tiene un punto débil mortal para ella: el calor.

Riego del cyclamen


La clave para cuidar un cyclamen es atender al riego y la temperatura ambiente. Es una planta fuerte y resistente pero su punto débil es el agua así que toma nota sobre cómo debes regarla:

➡ Necesita un riego moderado ya que de lo contrario, el bulbo y los tallos se pudrirán.

➡ No obstante, hay que prestar atención a la tierra, si está seca se producirá deshidratación y enseguida notaremos las flores mustias. Lo adecuado es revisar la tierra una vez a la semana y humedecerla si la vemos muy seca.

➡ El mejor sistema de riego para el cylamen es por inmersión. En vez de regarla desde arriba, la planta agradecerá que la reguemos sumergiéndola (hasta el centro de la misma para no mojar el bulbo) en un recipiente con agua durante unos diez minutos. Pasado este tiempo, nos aseguramos de que no quede agua en la base y la colocamos de nuevo en su maceta.

➡ ¡Ojo! es importante también prestar atención a la temperatura del agua. El agua muy fría puede provocar que su floración se acelere, por lo que te recomiendo utilizar agua templada.

 

Temperatura ideal para el cylamen


➡ Es una planta de invierno que necesita temperaturas frescas. Se siente cómoda entre los 13 y los 17º.

➡ Evita colocarla cerca de fuentes de calor o interpretará que es verano y su ciclo de floración terminará antes. Si tienes una terraza o balcón, se sentirá cómoda allí necesitando meterse dentro sólo en ocasiones puntuales como heladas o frío excesivo.

➡ Las corrientes no son nada buenas para sus flores, por lo que búscale un rinconcito resguardado.

➡ Es frecuente que cuando la traemos de un invernadero las hojas se pongan amarillas. Esto sucede porque el cyclamen pasa de estar en un lugar muy frío a un lugar más cálido como es el interior de nuestras casas. Si te encuentras en esta situación, búscale un lugar frío y sácala al exterior durante unas horas para que se vaya acostumbrando poco a poco al cambio.

 

Cantidad de luz para el cylamen


➡ Es una planta que adora la luz indirecta y el fresco de las sombras.

➡ Asegúrate de que no le de el sol de forma directa o se quemará. Evita colocarla en frente de ventanas, búscale mejor algún rinconcito donde haya mucha iluminación pero que no pueda alcanzarle el sol directo.

¡Aunque pueda parecerlo, cuidar de un cyclamen no es difícil! Sólo tienes que prestar atención a dos factores para mantener tu planta sana y salva:

1⃣ Riégala sólo cuando la tierra ese seca y por inmersión. Asegúrate de que drena bien y de que no queda agua en la base de la planta.

2⃣ Búscala un rincón fresco, con mucha iluminación pero sin luz del sol directa.

Siguiendo estos dos consejos, podrás disfrutar de las flores del cyclamen durante todo el invierno 😀😀

 

Recuerda que después del periodo de floración la planta “morirá”. Para que “resurja” de nuevo en otoño/invierno, mi consejo es que dejes el bulbo en la maceta en un lugar con sombra y fresco y que con la llegada del otoño la saques al exterior.

 

No Comments

Post A Comment