Plantas de interior que crecen en el agua sin necesidad de tierra

Seguro que has visto multitud de fotos en las que aparecen plantas en preciosas botellas o jarrones de agua. Las plantas de interior que crecen en agua se han convertido en un elemento decorativo que está muy a la orden del día.

plantas en jarrones de agua

Si quieres decorar tu casa con plantas que pueden vivir en el agua, has llegado al artículo correcto. Te explico qué plantas puedes utilizar y qué cuidados requieren.

Plantas de agua para tener en casa


Antes de nada, me gustaría aclarar que las plantas acuáticas como los nenúfares no podemos tenerlas en el interior de casa. Son plantas complicadas que requieren del ecosistema de un estanque para vivir.

Además, siempre deben cultivarse en exteriores y aunque podriamos cultivarlas en depósitos o contenedores de agua (a falta de estanque) necesitaríamos contar con algas que oxigenen el agua para evitar que esta se corrompa. Es decir, su mantenimiento es algo más complejo.

Las plantas que utilizaremos para tener en agua, son plantas que habitualmente vemos en tierra pero que trasplantaremos al recipiente con agua que nosotros queramos.

¿Qué debo saber sobre las plantas que crecen en el agua?

Muchas plantas se pueden cultivar tanto en tierra como en agua. Puedes aprovechar plantas que actualmente tengas en casa para quitarles la tierra y sumergirlas en un recipiente con agua.

Eso sí, te voy a dar un consejo: cuando pongas tus plantas en agua, vigílalas. Aguantan muy bien en el agua y sus raíces crecen rapidísimo (es realmente impresionante la velocidad a la que crecen). Pero por mi experiencia, te diré que al cabo de un año las plantas podrían empezar a resentirse.

Si detectas que sus raíces se ponen negras o que tiene muchas hojas mustias, es mejor que la plantes en tierra para evitar perder el ejemplar.

A pesar de esto, te animo a que pongas alguna de tus plantas en agua y aprendas de la experiencia ¡Verás qué rápido se desarrollan en este medio!

Pero antes de lanzarte a ello, te recomiendo tener en cuenta los siguientes puntos:

El recipiente para tu planta de agua

El recipiente donde sumerjas tu planta debe ser de vidrio o cristal porque este material mantiene mejor el nivel de agua y beneficia al estado de las raíces. Puedes elegir un jarrón, un vaso o una copa, hay recipientes espectaculares en los que tu planta lucirá increíble.

El agua a utilizar

Lo recomendable es utilizar agua de botella porque no tiene cloro ni cal, pero perfectamente tu planta de agua podría sobrevivir con agua de grifo.

Es más, ¿sabes lo que puedes hacer? dejar reposar el agua de grifo en una botella 24 horas antes de echarla en el recipiente donde tengas tu planta. De esta forma, eliminaremos el cloro que contenga.

Por otra parte, también tienes que tener en cuenta que al estar en agua, la planta no puede alimentarse de los nutrientes de la tierra. Por este motivo, a mi me gusta echar unas gotitas de fertilizante líquido en el agua cada veinte días en primavera y verano para darle un aporte extra de nutrientes y para que crezca así sana y fuerte.

Cada cuánto renovar el agua

La plantas de agua, al contrario de lo que pueda parecer, requieren muy pocos cuidados y son muy agradecidas. Es verdad que tendrás que cambiarles el agua, pero con hacerlo una vez al mes será más que suficiente.

Por si acaso te sucede, te pongo sobre aviso: puede ser que en tu recipiente de agua aparezcan pequeñas algas. No tienen ninguna importancia ni dañan las raíces de la planta. Si no te gusta cómo quedan, puedes cambiar el agua del recipiente para eliminarlas.

Otro punto al que debemos prestar atención es al nivel del agua. Tenemos que asegurarnos de que el recipiente siempre tenga agua y que las raíces de nuestra planta siempre estén sumergidas. En las épocas de más calor por ejemplo, tendrás que rellenarlo varias veces a la semana ya que el agua se evaporará antes.

Añade piedras o gravilla al fondo

No todas las plantas lo necesitan pero para que crezcan rectas tendrás que añadir unas piedras o gravilla al final del jarrón para ayudarlas a crecer más erguidas.

De esta forma, sus raíces podrán sujetarse en la gravilla y crecerán más estables. Otras, como por ejemplo el bambú de la suerte las necesitarán siempre ya que de no tenerlas, se vencerán hacia un lado.

Si las raíces crecen demasiado…

Es habitual que a las plantas de agua las raíces les crezcan demasiado, en caso de que esto suceda y no te guste el aspecto resultante, puedes dividir la planta, quedarte con una parte y plantar la otra en tierra.

¿Cómo cultivar una planta en agua?


Como he comentado antes, es difícil que vayas a una floristería o invernadero y te den una planta de interior acuática (a no ser que sea bambú de la suerte).

El proceso habitual para tener plantas de interior en agua, es elegir alguna que ya tenemos plantada en una maceta y cultivarla en agua.

En principio, podrías plantar cualquier planta en agua, pero hay algunas que tienes más facilidad para brotar que otras. Si te parece, vamos a ver primero los pasos a seguir para cultivar una planta en agua y luego comparto contigo las plantas con las que puedes probar el hidrocultivo.

Paso 1: eliminar la tierra de la planta

Saca la planta de la maceta y trata de eliminar toda la tierra que tiene incrustada en las raíces con mucho cuidado. Te adelanto que es prácticamente imposible que de una primera vez puedas eliminar la tierra por completo.

Paso 2: sumergir la planta en el recipiente

Elige un recipiente de vidrio, coloca unas piedras al fondo, llénalo de agua y sumerge las raíces de tu planta. Al principio, lo normal es que el agua se vuelva oscura porque la planta sigue soltando tierra. Cambia el agua con la frecuencia necesaria para que esté siempre clara.

Paso 3: cuidados de la planta en agua

¡Ya tienes tu planta de interior en agua!

Ahora lo que tienes que hacer es vigilar que el agua y la planta estén en perfecto estado. Recuerda que según se vaya vaciando de agua el recipiente, tienes que ir rellenándolo. También te recomiendo cambiar el agua una vez al mes y aprovechar esos cambios para añadir abono o fertilizante.

Tipos de plantas que puedes cultivar en agua


Ahora vamos a ver qué tipos de plantas son las más adecuadas para cultivar en agua. Son muchas las plantas que pueden cultivarse en este medio pero hay algunas que tienen más facilidad para crecer en el agua que otras y son las siguientes:

Bambú de la suerte

Puede vivir tanto en tierra como en agua. Si decides cultivarlo en agua, recuerda añadir unos guijarros o piedras en el fondo de la maceta para que se mantenga erguido. Puedes leer más información sobre cómo cuidar el Lucky Bambú en este post

Plantas que pueden crecer en agua

Potos

Una planta muy fácil de cuidar en tierra pero más fácil de mantener en agua. ¡Te aviso de que sus raíces crecerán muchísimo! ¡Se desarrolla la mar de rápido en el agua! Recuerda colocarlo en un sitio con mucha iluminación indirecta. Tienes más información sobre los cuidados del Potos aquí

Filodendro trepador

Podríamos decir que es el primo-hermano del Poto y una planta que también es muy fácil de cultivar en agua. Sitúale en un sitio con mucha luz indirecta y verás qué hermoso se pone.

Plantas que crecen en el agua: filodentdro

Singonio

Singonio - Planta que crece en el agua

La planta del dinero

Plantas que crecen en el agua: planta del dinero

Aglaonema

Plantas que crecen en el agua: aglaonema

No Comments

Post A Comment